Ads 468x60px

POBLACIÓN SOMETIDA E ILETRADA, PAÍS SIN FUTURO




Mediante el control que el Presidente Juan Orlando Hernández ejerce sobre muchos de los medios de comunicación, es imposible que la población hondureña se entere de la realidad de los hechos y de la relevancia de los mismos, al recibir información que después de filtrada es intoxicada y amañada para favorecer la imagen de este gobierno. 

Es evidente que las redes sociales han jugado un papel primordial al difundir de forma eficaz, valiente y sin censura pruebas que inculpan al  gobierno en conjunto y a Juan Orlando a título personal en más de un delito de enriquecimiento ilícito y corrupción.

Sin embargo, hay un número importante de la población que al no tener acceso a internet se convierten en el blanco perfecto para ser embaucados, siendo víctimas a la vez por la necesidad que tienen; ya que en estas mismas zonas es donde la población eleva los datos estadísticos de pobreza. Añadiendo además que el porcentaje de analfabetismo en las zonas rurales de Honduras alcanza el 20 % y que sumando la población de todos estos departamentos hay más personas allí, que en San Pedro Sula o Tegucigalpa.


Con estas estadísticas no es de extrañarnos que el señor Juan Orlando se dedique a pasear por estas zonas, regalando cuatro bolsas solidarias, estrechando manos y entregando una manguera para riego en una parcela particular, como si de una obra fastuosa se tratara. Con una manguera no se abastece un sistema de riego completo en una población por ejemplo como Alubaren que tiene 985 habitantes aprox. repartidos en 3 aldeas y 33 caseríos. 

Se aprovecha de las necesidades de los desfavorecidos porque sabe que a la gente en la ciudad no puede engañarla con sus limosnas. Exceptuado por supuesto a esas personas que se vuelven activistas radicales y que por ambición venden su dignidad.


Juan Orlando gasta 6 millones de lempiras diarios en publicidad, demostrando una insensibilidad impropia de un Jefe de Estado que sabe que una zona importante del sur se encuentra en emergencia por hambruna debido a la sequía.

¿Intenta engañarnos diciendo que ayuda a los pobres con estas limosnas? Yo No estudié económicas pero estoy seguro que una bolsa solidaria no vale los millones que se gasta en publicidad.

¿Por qué no invertir ese dinero en un tipo de programa que saque de la pobreza a estos pueblos?

¿Por qué no invertir en más escuelas?

¿Por qué no invertir en proyectos que fomenten el trabajo? ¿Espera que las personas dependan de la bolsa solidaria siempre?

Bolsa que NO se entrega a todos los pobladores por igual, sino que están dirigidas a quienes muestren simpatía por su partido.

Lo que ha demostrado con cada visita a estos lugares no es más que proselitismo político.

Es necesario entonces que nosotros como ciudadanos que tenemos aún la ventaja de poder contrastar la información, hagamos llegar a nuestros compatriotas lo que realmente está sucediendo en Honduras.  

  1. ¿Por qué se marcha cada viernes?
  2. ¿Qué es una CICIH?
  3. ¿Por qué se acusa al Partido Nacional?
  4. ¿Por qué se acusa e implica a Juan Orlando Hernández en el desfalco del IHSS?

Y sobre todo hacer ENFASIS que esto no es una pelea entre Partidos Políticos (a pesar que muchos han querido aprovecharse de la situación).

Esta lucha es por el bien de todos los hondureños, y que si Honduras tiene un alto porcentaje de Pobreza no es por mala suerte, sino debido a las malas administraciones de gobiernos corruptos que han saqueado al País.

Preguntemos a esas madres y padres también, si lo que quieren es que sus hijos sigan emigrando a países más desarrollados, porque son esas mismas personas que dicen que corrupción siempre ha habido. 

Entendamos de una vez que una nación que siga permitiendo actos de corrupción y decida quedarse en el conformismo jamás podrá salir de la pobreza y encaminarse hacia el progreso y desarrollo. 

Somos Anonymous
Somos Honduras Indignada
Somos Legión
No olvidamos, No perdonamos
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar tus comentarios aqui y compartir este sitio por Correo electronico, Facebook y Twitter